Que hacer con los inadaptados

O.G. y N.C.

Jun 23, 2021
Comparte en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
Whatsapp

 Hay millones de inadaptados en el Señor.

 Definición: inadaptados o inadaptada es una persona que no se adapta o no se acomoda a las condiciones en que vive o a las circunstancias que le rodean.

Yo defino un inadaptado cristiano como aquella persona que siente que no hay espacio en la iglesia tradicional para ella.  Es la persona que está sentada en la iglesia y mientras oye el sermón está pensando en los que nunca han oído de Jesús.  Es aquella persona que no tiene que ir a la iglesia, él es la iglesia. Es esa persona que el Señor está llamando a ser diferente y realizar una labor única para la gloria de Él. Es aquella persona que ve en el cristianismo una vida de sorpresas y que va más allá de lo imaginable. Si es un anciano puede ser un Simeón: «Ahora bien, en Jerusalén había un hombre llamado Simeón, que era justo y devoto, y aguardaba con esperanza la redención de Israel. El Espíritu Santo estaba con él.» Lucas 2:25

Puede ser un cuarentón como Jasón: «¡Estos que han trastornado el mundo entero han venido también acá, y Jasón los ha recibido en su casa! Todos ellos actúan en contra de los decretos del emperador, afirmando que hay otro rey, uno que se llama Jesús».Hechos 17:6-7

 Puede ser un joven como Timoteo, «Comparte nuestros sufrimientos, como buen soldado de Cristo Jesús.» 2 Timoteo 2:3 o “Ninguno tenga en poco tu juventud” se ejemplo. Puede ser como el apóstol Pablo que su vida era Cristo y solamente pensaba en los que nunca habían oído de Jesús, su trabajo era pionero. El inadaptado es aquél que arde en ideas para realizar para la gloria a Dios. Es la persona que piensa en el Reino de Dios y no en su organización. Es la persona que piensa defender a los desamparados. Anhela la vida de Jesucristo, la sencillez del evangelio y camina con Él. Siempre camina la segunda milla. Vive como Jesús conservador (en relación con las

Escrituras) y radical (en relación con la cultura). La Biblia es el todo para él. Sueña  con llevar el evangelio a la escoria del mundo.  Él es la iglesia y donde llega deja el sabor de Jesús. Así fueron los primeros discípulos del camino. Los moravos eran así: Williams Carey, Hudson Taylor, Adorinam Judson, Jim Elliot y miles de mártires en la historia.

 El inadaptado está preso por Jesús y no piensa en el premio sino en la obediencia a Jesús. Es el que está dispuesto a dejar las 99 y buscar la perdida por amor de Jesús. El inadaptado cree que sin esta pasión no puede haber verdadero discipulado. Su mentalidad es ser esclavo de Jesús. Su orgullo es cumplir: «Así también ustedes, cuando hayan hecho todo lo que se les ha mandado, deben decir: “Somos siervos inútiles; no hemos hecho más que cumplir con nuestro deber”». Lucas 17:10

El inadaptado esta apasionado con obedecer y se considera un esclavo de Jesús.

Ya no vive más para él, vive para que Cristo sea en él. Me parece que necesitamos una nueva generación de personas cristianas, a la vez conservadoras y radicales.

 Un inadaptado siempre está pensando en llevar el evangelio a los que nunca han oído de Jesucristo.

 Oremos por los inadaptados para que sigan sacudiendo el mundo para Jesús.

                                                         

                                             

Puede interesarte también….

BUSCANDO A UN REY

BUSCANDO A UN REY

«Jesús nació en Belén de Judea durante el reinado de Herodes. Por ese tiempo, algunos sabios de países del oriente llegaron a Jerusalén y preguntaron: «¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Vimos su estrella mientras salía y hemos venido a adorarlo».»
– Mateo 2:1-2 NTV

leer más
Mongolia, su tradición y cultura nómada

Mongolia, su tradición y cultura nómada

“Los cielos cuentan la gloria de Dios, el firmamento proclama la obra de sus manos. Un día transmite al otro la noticia, una noche a la otra comparte su saber. Sin palabras, sin lenguaje, sin una voz perceptible, por toda la tierra resuena su eco, ¡sus palabras llegan hasta los confines del mundo!”
Salmo 19:1-4

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
¿Cómo podemos ayudarte?
Hola ¿en qué podemos ayudarte?